viernes, 20 de enero de 2017

Reseña: El mago supremo; Charlie N. Holmberg.

¡Buenos días solitarios! Antes de nada, quisiera pediros perdón por esta mini ausencia que ha habido. Resulta que, aparte de no tener tiempo, he estado unos cuantos días algo pachucha y lo último que me apetecía era estar en el ordenador pero ya estoy mejor y vuelvo a dar guerra por aquí. Sigo sin tiempo para pasarme por vuestros blogs, algo que me da mucha rabia, pero al menos puedo sacar un hueco para subir entrada, algo es algo. En fin, paro ya de enrollarme y os dejo con la reseña, que espero que os guste mucho.

Nº de páginas: 256 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: OZ EDITORIAL
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788416224357

¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para dominar la magia? Durante sus años de aprendiz, Ceony Twill ha guardado un secreto, uno que ha ocultado incluso a su mentor, Emery Thane: ha descubierto cómo practicar otras magias además de la del papel, algo que se creía imposible. Tras dos años de estudios, ya falta poco para que Ceony se presente al examen final para convertirse en maga. En un intento de evitar que lo acusen de favoritismo, Emery decide que otro mago la examine. Justo entonces, un peligroso criminal reaparece para vengarse de Ceony. La joven tendrá que utilizar toda su destreza mágica para salvar a sus seres queridos. Pero ¿será capaz de vencer a un enemigo cuya magia se alimenta de la maldad?

Como muchos sabréis, El mago de papel fue un libro que me sorprendió muy gratamente, igual que su segunda parte, por lo que estaba deseando leer la tercera y última parte pues tenía muchas ganas de saber como acababa todo. Ahora os hablaré más en profundidad del libro, pero ya os adelanto que ha sido una de mis mejores lecturas del 2016, en realidad, lo ha sido la trilogía entera pero si tuviera que destacar a alguno de los tres libros, sería este.

El mago supremo sigue totalmente en la línea de los anteriores, con una trama muy ágil y dinámica en la que la acción y la información están muy bien equilibradas, pues siempre pasa algo o se nos da información y en ningún momento se estanca la trama o el lector siente que no avanza. La información está bien repartida, y se nos da con tiempo de asimilarlo todo para así poder seguir el hilo de la trama y no perdernos en ningún momento.

Como ya es habitual en esta trilogía, el tema de la magia me encanta como está enfocado pues me parece sumamente original. En esta ocasión aprendemos más cosas aún sobre la magia del papel y sobre nuevos hechizos que se pueden hacer con ella, algo que siempre es interesante y enriquecedor, además de que contamos con información sobre otros tipos de magia y profundizamos un poco más en ellos. Además, es todo un punto a favor como se mezcla la magia con la época victoriana, época en la que la magia, a priori, no pega nada pero la autora consigue que quede una combinación perfecta.

Una de las cosas que más me gustaría destacar es que, como en el anterior libro, la trama es una constante montaña rusa emocional, haciendo que los sentimientos estén a flor de piel y no solo en los personajes, y es que el lector los hace suyos y los siente igual. Como digo, es una montaña rusa de sensaciones y emociones, tales como la felicidad, la tristeza, la tensión, el miedo, el amor...Todo esto y mucho más es lo que te hace sentir la historia, muy intensamente, como si el lector fuera un personaje más.

El misterio y la intriga se van introduciendo poco a poco, de una forma gradual y bien dosificada y repartida para no saturar al lector. La autora les va dando cada vez más importancia, los va haciendo crecer y, con ello, hace crecer la curiosidad y las ganas de saber más del lector, haciendo que leer se vuelva casi una necesidad. Y es que la historia es altamente adictiva y una vez comienzas a leerla es simplemente imposible parar pues siempre quieres y necesitas más. Es como una sed que nunca queda del todo saciada y, el que no sea una historia muy larga, ayuda a esto sin lugar a dudas.

Es muy sorprendente y tiene bastantes giros inesperados y que no ves venir, pero esto es algo que acaba por no tener mucha importancia pues el lector está tan metido en la historia y está tan deseoso de avanzar y resolverlo todo de una vez, que acaba por no tener mucho peso el que sea sorprendente o no, aunque, evidentemente, que lo sea, es algo a favor.

El amor, ya desde el primer libro y aun siendo en ese momento un simple atisbo, me tiene totalmente conquistada. Es una historia que me ha llegado muy hondo y en la que cada vez que había una escena amorosa me era imposible evitar que se me acelerase el corazón, se me escapase un suspiro de felicidad y me apareciese una amplia sonrisa en los labios. Es tan natural, tan creíble, tan equilibrada, está tan bien desarrollada...Que sin dudas se ha convertido en una de mis favoritas y se que, por mucho que pase el tiempo, siempre ocupará un lugar especial en mi corazón.

El final es simple y llanamente perfecto. No me puedo imaginar una forma mejor de terminar la trilogía la verdad. Es un final cerrado, es como el fin de un ciclo, todo queda bien explicado, sin ningún fleco suelto y te deja con un buenísimo sabor de boca. Cierras el libro con una amplia sonrisa en los labios y sabiendo que se ha acabado una historia que se va a quedar para siempre contigo, de esas que son imposibles de olvidar.

Los personajes siguen en la línea de los anteriores libros y todos están bien construidos y desarrollados, aunque debo reconocer que algunos secundarios, que solo aparecen en este libro, pecan de ser algo planos y de no tener mucha profundidad. Ceony es, sin ninguna duda, una de las mejores protagonistas que he leído en mucho tiempo. Evoluciona muchísimo del primer libro a este, crece, madura, aprende y se enriquece de las experiencias pero sin perder nunca su esencia, sin dejar de ser impulsiva y, sobre todo, muy entregada, capaz de hacer lo que sea para proteger a aquellos que más quiere. Además, tiene carácter, no se deja dominar y tiene muy claros cuales son sus objetivos por lo que nada ni nadie puede detenerla una vez que está decidida a hacer algo. Emery es Emery. Me cuesta una barbaridad describirlo la verdad. Es un poco como una caja de sorpresas, siempre hay cosas por descubrir de el, siempre te sorprende de alguna manera y te acaba conquistando aún más y es que es muy peculiar y encantador, con ese aire misterioso que hace que quieras conocerlo más y, una vez lo haces, es imposible que no se cuele en tu corazón, sobre todo por como es con Ceony, por su nobleza y porque daría la vida por los que más quiere con tal de ponerlos a salvo. Además, es muy tierno cuando quiere y muy pícaro y juguetón.

En resumen, El mago supremo es un final de trilogía que está totalmente a la altura. Con una historia altamente adictiva y sorprendente, aprenderemos más cosas sobre la magia de papel y sobre otros tipos de magia. Además, la trama es una constante montaña rusa emocional y el lector lo vive todo muy intensamente, como un personaje más. Con una historia de amor maravillosa y que es imposible no adorar, cuenta con un final inmejorable y con unos personajes que han evolucionado bastante y que merece totalmente la pena conocer.



Con la colaboración de Oz Editorial.


Y decidme, ¿habéis leído el libro? ¿Os gustó? ¿No? ¿Queréis leerlo? ¿Habéis leído la trilogía? Contadme!








Nos leemos pronto :)

lunes, 9 de enero de 2017

Reseña: Toda la verdad que hay en mi; Julie Berry.

¡Buenos días solitarios! ¿Como habéis comenzado la semana? Yo estoy aún de vacaciones pero ya mañana empiezo todo de nuevo. Como habréis visto, al final estas vacaciones de Navidad no me he pasado casi nada por aquí, porque una vez más las cosas no han salido como esperaba y entre pitos y flautas se me fue yendo el tiempo. En fin, no me enrollo más y os dejo con la entrada de hoy, que se trata de una reseña que espero que os guste mucho.

Nº de páginas: 280 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: EDICIONES SM
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788467574227

En un pueblo de lo que podría ser la Norteamérica colonial vive una muchacha llamada Judith. Durante varios años, Judith desapareció de su pueblo y, tras permanecer en un lugar desconocido para sus convecinos, retornó. Nunca pudo explicar lo que le había ocurrido: ya no era capaz de hablar. Se convirtió así en una paria de la comunidad, rechazada a causa de las sospechas que se ciernen sobre su pasado. A pesar de su posición de paria, hay algo a lo que Judith no puede renunciar: su amor por Lucas, un joven del pueblo al que siempre ha querido en secreto. Cuando Lucas es rechazado por la comunidad, Judith sabe que podría salvarlo si rompiera su silencio. Pero al hacerlo, tendrá que volver a su oscuro pasado, lo que puede separarla de Lucas para siempre.

En Toda la verdad que hay en mi nos encontramos ante una historia que he disfrutado, pero que reconozco que no ha sido todo lo que yo esperaba.

El comienzo es muy confuso y el lector se siente constantemente perdido y sin entender nada. Por suerte, más adelante todo va teniendo sentido, es por ello que animo a todo aquel que leyendo el comienzo no se entere de mucho, que siga leyendo pues al final todo cobra sentido. Por otro lado, se mezcla bastante el pasado con el presente y a veces no queda claro en qué momento estamos pues pasamos de uno a otro sin ninguna explicación ni nada lo que resulta lioso. Además, cuando nos remontamos al pasado, no lo hacemos de una forma cronológica por lo que el lector se lía aún más al no saber en qué momento de la vida de Judith está.

El ritmo es bastante bueno y, en general, se equilibra bien la acción con la información, pero debo reconocer que algunas partes pecan de ser lentas y de tener poca chicha y hacen sentir al lector que no avanza, que la historia se ha estancado. Por otro lado, el equilibrio amor-misterio no me ha convencido y creo que el amor tiene más peso del necesario y el misterio a veces queda relegado a un segundo plano.

Como ya he dicho, no ha resultado ser lo que yo esperaba. Yo esperaba una historia llena de misterio, en la que nunca supieras como avanzaría la historia y en la que tuvieras muchas preguntas sin responder, pero me he encontrado con una historia que, si bien tiene su misterio e intriga, es básicamente una historia de amor y la evolución que sufre Judith. Como ya he mencionado, me ha gustado sí, pero no tanto como creía que lo haría.

Al tener un comienzo algo confuso y al no saber a veces en que momento estás situado, tarda en enganchar, pero termina haciéndolo y el lector acaba queriendo siempre un poquito más ya que la autora muchas veces te deja con la miel en los labios y no te acaba de aclarar algunas cosas lo que te deja lleno de curiosidad.

Un punto a favor es el ir uniendo poco a poco las cosas. Aunque al principio esto sea algo negativo por la ya nombrada confusión que conlleva, después se vuelve algo positivo ya que lo que parecía no tener ningún sentido se va uniendo, dando como resultado un todo lógico y muy sorprendente.

En sí, la historia es muy muy sorprendente, cosa que es sin dudas de los puntos fuertes. Cada vez que vas descubriendo algo te quedas alucinado y es que pasa cada cosa tan inesperada que es imposible no quedarse boquiabierto. Ver como todo se une, descubrir toda la verdad es algo que jamás me habría imaginado que fuese así.

Por otro lado, me ha parecido una historia cruel y desgarradora. Ver cómo trata el pueblo a Judith me ha dolido mucho, pero lo peor es ver el trato que recibe de su madre, como la culpa a ella de lo que le ha ocurrido cuando simplemente es una víctima, me alucina y repugna que una madre, por mucho que en la época en la que se ambienta la historia las cosas fuesen así, pueda tratar así a una hija. Debo mencionar que algo que me ha gustado mucho es ver como las apariencias engañan. Como, por ejemplo, el lector puede pensar que la madre será buena y al final trata como trata a su hija o como, quien a bote pronto parece que será la persona más cruel, acaba siendo la más buena y una amiga de Judith.

El amor, como ya he dicho antes, creo que tiene demasiado peso en la historia, pero aun así me ha gustado. Creo que queda muy natural y aunque hay algunas cosas que no me terminan de convencer, teniendo en cuenta cuando sucede todo, son comprensibles. En sí, aún sin parecerme nada del otro mundo, creo que es una historia bonita, con momentos tiernos y que se acaba llegando a disfrutar.

Lo que más destacó es, sin lugar a dudas, la evolución de Judith. Sufre un gran cambio y pasa de ser una chica tímida, que se hace de menos, que ella misma no se valora a ser alguien que no duda en levantar la voz, en expresar lo que opina, que se supera día a día, que lucha, que se acaba aceptando tal y como es. Evoluciona mucho, crecer, incluso madura y se convierte una persona completamente diferente, pero manteniendo la esencia, siendo ella misma siempre.

El final es simplemente una de las mejores partes de la historia. Cuando se descubre todo el lector se queda alucinando pues para nada uno se espera que las cosas acaben así. Descubrir la verdad supone toda una sorpresa, aunque hace que entiendas algunos detalles que antes no acababan de encajar. Es bastante cerrado, deja muy satisfecho y creo que es un gran broche para la historia.

Los personajes medianamente principales están bastante bien desarrollados, pero a algunos secundarios, como suele ocurrir, les falta profundidad. No hablaré de ninguno en particular pues leí el libro hace meses y confundo un poco como era cada uno, solo tengo clara a Judith y de ella ya he hablado antes.

Las personas a las que salvas nunca te lo agradecerán.

En resumen, Toda la verdad que hay en mi es una historia que me ha gustado pero que no ha sido todo lo que esperaba. Cuenta con un comienzo bastante confuso, aunque luego todo va teniendo sentido y el amor tiene demasiado peso comparado con el misterio. Por otro lado, es una historia muy sorprendente, en la que la protagonista sufre una gran evolución, cuyo final es totalmente inesperado y en la que se nos muestra lo cruel que puede llegar a ser la gente.



Y decidme, ¿habéis leído el libro? ¿Os gustó? ¿No? ¿Coincidís con mi opinión? ¿Queréis leerlo? Contadme!








Nos leemos pronto :)

domingo, 25 de diciembre de 2016

¡Feliz Navidad!

¡Buenos días solitarios! ¿Como lleváis las vacaciones? Yo un poco atareada con tanta comida familiar pero pudiendo descansar y leer más. A pesar de que llevo una temporada bastante larga algo desaparecida, no quería desperdiciar la ocasión de desearos una muy Feliz Navidad. Espero que todos esteis pasando unas felices fiestas, rodeados de vuestros seres queridos y con mucha comida de por medio (eso si, no comáis en exceso y no os paséis con los turrones :P). Poco más os puedo decir, que espero que seáis muy felices y que si no nos leemos antes (no sé cuando podré subir una entrada), nos vemos/leemos el año que viene :)


miércoles, 21 de diciembre de 2016

Pequeña y gran pantalla #26: Warcraft: El origen.

¡Buenas tardes solitarios! ¿Como lleváis la semana? Yo como siempre, pero contenta porque cada vez están más cerca las vacaciones de Navidad y eso significa tener más tiempo libre. Hoy os traigo la crítica cinematográfica de una película que vi hace bastante y que espero que os guste mucho.

Warcraft: The Beginning es una película épica estadounidense de fantasía, basada en el universo del popular videojuego Warcraft y dirigida por Duncan Jones. La película fue lanzada por Universal Pictures y se estrenó el 3 de junio de 2016

El pacífico reino de Azeroth está a punto de entrar en guerra para enfrentarse a unos terribles invasores: orcos guerreros que han dejado su destruido mundo para colonizar otro. Al abrirse un portal que conecta ambos mundos, un ejército se enfrenta a la destrucción, y el otro, a la extinción. Dos héroes, uno en cada bando, están a punto de chocar en un enfrentamiento que cambiará el destino de su familia, su pueblo y su hogar. Así empieza una espectacular saga de poder y sacrificio donde se descubren las numerosas caras de la guerra y donde cada uno lucha por lo suyo. Adaptación del popular videojuego homónimo.

Siendo sincera, si fui al cine a ver esta película fue porque éramos tres personas las que íbamos y dos de ellas querían verla por lo que, siendo mayoría, no me quedó más remedio. La trama parte de una buena idea, no es original ni mucho menos, pero es algo que siempre funciona. El principal problema que tiene es que es un quiero y no puedo, es un quiero hacer algo realmente bueno y no llego, por lo que se queda en una película entretenida, sin más, de esas que uno ve un domingo por la tarde sin nada mejor que hacer. Quizás a los fans del juego les guste mucho (en el caso de mis acompañantes ambos habían jugado y si bien a mi novio le gustó mucho la película a mi amiga le decepcionó) pero a mí, que apenas se cuatro cosas sobre Warcraft, me dejó bastante igual. Hay bastantes momentos o situaciones raras, extrañas e incluso sinsentido. Hay cosas que me dejaron bastante descolocada porque no las entendí y es que, para mi gusto, faltan explicaciones. Entiendo que pretenden hacer más películas por lo que en este sentido les doy un voto de confianza y espero que si se llegan a hacer continuaciones, se nos expliquen cosas porque quedan muchos cabos sueltos, incluso cosas sin mucha importancia se quedan en el aire. También me gustaría comentar que hay algunas situaciones que me chirriaron y no me terminaron de encajar, no sé, no me convencieron. Supongo que tuve la suerte de no esperar gran cosa de la película por lo que no me sentí decepcionada, pero creo que si hubiese ido a verla con grandes expectativas habría sido un chasco pues no es nada del otro mundo, no destaca en ningún sentido. La acción está bien repartida, pero creo que podría haber dado más de sí. Hay buenas batallas, pero esperaba algo más, alguna batalla más épica y eso me ha faltado. La historia de amor que hay, si se la puede considerar así, me ha parecido la cosa más surrealista de la película. Surge de la nada, así porque si, sin ninguna muestra de nada, de una escena otra ya ves que sienten cosas el uno por el otro y te quedas en plan de: ¿me he perdido algo? Porque no tiene ninguna base, no tiene nada de nada. Por otro lado, debo reconocer que tiene bastantes toques y momentos de humor que me hicieron reír y soltar alguna que otra carcajada. Es más, hay situaciones que, sin pretenderlo, te hacen reír, lo que no sé si es algo positivo o no, pero bueno, al menos no te aburres viendo la película. El final es muy abierto, por lo que como ya he dicho antes, queda claro que la intención es sacar más películas, cosa que espero que hagan pues me gustaría saber que va a pasar y me gustaría resolver ciertas dudas. Además, tal y como acaba creo que tiene los elementos suficientes para hacer una segunda parte muy buena, otra cosa es que los sepan aprovechar y desarrollar. Sobre los personajes poco puedo decir. Sin dudas quien más destaca es Anduin (y es el único que realmente me ha gustado), aún sin ser nada del otro mundo. En general, las actuaciones son buenas y aceptables, pero no destacan especialmente e incluso de la mayoría de los personajes a los cinco minutos de terminar la película no recuerdas ni el nombre, lo que es una pena.

En definitiva, Warcraft: El origen es una película entretenida sin más, te hace pasar un buen rato y te saca alguna que otra carcajada, pero le faltan explicaciones para mi gusto, tiene una ‘historia de amor’ que no es nada creíble y los personajes no destacan. Eso sí, el final, aparte de ser abierto, da pie a una segunda parte que puede llegar a ser muy interesante si saben desarrollarla bien.

3/5


Y decidme, ¿habéis visto la película? ¿Os gustó? ¿No? ¿Queréis verla? Contadme!









Nos leemos pronto :)

martes, 13 de diciembre de 2016

Reseña: Me llamo Lumikki III: Negro como el ébano; Salla Simukka.

¡Buenos días solitarios! ¿Como lleváis la semana? Yo como siempre, a tope de cosas y sin casi tiempo por lo que estoy deseando que lleguen ya las vacaciones de Navidad y así poder dedicar más tiempo al blog y, por fin, poder pasarme por los vuestros. Hoy os traigo, de nuevo, una reseña y espero que os guste mucho.

Nº de páginas: 240 págs.
Editorial: S.A. EDITORIAL LA GALERA
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788494185731

Tras sus aventuras en Praga, Lumikki ha vuelto a casa y ha rehecho su vida. Tiene una nueva pareja, se ha introducido en el mundo del teatro, y hasta ha empezado a recomponer las relaciones con su familia. Parece que por fin todo empieza a estar en orden. Pero, de repente, comienza a recibir mensajes anónimos de alguien que no solo amenaza a sus seres queridos, sino que además parece conocer algunos secretos familiares de Lumikki que ella misma ha estado intentando averiguar toda su vida.

Si soy sincera, no esperaba mucho de la historia por lo que me ha sorprendido muy gratamente y ha resultado ser una gran lectura.

En Negro como el ébano nos encontramos ante una historia muy ágil y rápida de leer, además de muy dinámica gracias a unas descripciones que son concisas y están en su justa medida. Tiene un buen ritmo y los acontecimientos están bien espaciados, con tiempo de ir entendiendo y asimilando todo lo que pasa. La acción y la información se equilibran muy bien y no le sobra ni le falta nada y la trama se divide en días que, a su vez se dividen en capítulos.

El hecho de que la trama gire en torno a un psicópata es algo que me ha gustado mucho, sí que es cierto que da un poco de mal rollo y cierto repelús, pero el contar con partes narradas desde su punto de vista me ha parecido muy interesante, además de que aportan a la historia dimensión y permiten conocerlo mejor y ver lo enfermo y loco que está.

Algo que siempre he destacado de los dos libros anteriores es lo adictivos que son y este no iba a ser menos. Desde la primera página te atrapa y es imposible parar de leer, el lector siempre quiere más, está lleno de curiosidad y necesita saber que pasará. Es tanto el nivel de adicción que perfectamente puedes leerte el libro en una tarde y más teniendo en cuenta que no es muy largo.

El misterio y la intriga me ha parecido que estaban muy bien llevados, la autora los sabe mantener y los sabe hacer crecer, sabe mantener la tensión y hacer que el lector esté pegado a las páginas. Además, es una historia muy sorprendente, de la que nunca sabes que esperar y de la que nunca sabes por donde tiraran las cosas. Acabas sospechando de todo el mundo, analizando al detalle lo que hacen en busca de alguna pista que nos indique si es o no el psicópata por lo que el lector acaba sin saber que pensar, con mil dudas.

Lo que más destaca en la novela es que por fin conocemos el pasado de Lumikki, por fin lo sabemos todo, por fin damos respuesta a todas las preguntas que nos fueron surgiendo en libros anteriores. Me ha gustado mucho como lo ha unido todo la autora, como ha logrado que las piezas encajasen de una forma lógica y con sentido, además de muy sorprendente.

En cuanto al amor, reconozco que el que hay está bien tratado, es creíble y además es secundario, teniendo la importancia justa y necesaria, pero las casi dos historias que se dan no me han convencido. No he logrado conectar con ninguna de ellas y aunque, reitero, quedan creíbles, no me han despertado nada y al final no me han aportado gran cosa, por lo que, aunque no sobran si no estuviesen tampoco pasaría nada.

El final es el broche perfecto para la historia, es cerrado, inesperado, lógico y se resuelve el misterio de quien es el psicópata por lo que me ha dejado satisfecha. En sí, el libro entero me ha dejado satisfecha y creo que es una buena forma de concluir la trilogía.

Los personajes, en su mayoría, están bien desarrollados, pero, como suele pasar, algunos secundarios lo son demasiado y me he quedado con ganas de saber más de ellos pues apenas tienen profundidad. Lumikki es, sin lugar a dudas, uno de los puntos fuertes de la historia. Muy diferente a lo acostumbrado, es un personaje que merece totalmente la pena conocer y, además, muy difícil de describir por lo que os recomiendo que simplemente leáis los libros y la conozcáis, os aseguro que no os defraudará.

El miedo es una de las emociones que más gobiernan a los humanos. Creo que hablar de la valentía es una pérdida de tiempo: no existe. Solo existe el miedo.
Pero es imposible borrar del todo el pasado. Todo deja huellas en las personas.

En resumen, Negro como el ébano es un final de trilogía más que digno. Con una trama ágil, dinámica y, sobre todo, adictiva, tiene un misterio muy bien llevado, es muy sorprendente y da respuesta, por fin, a todas las preguntas que han ido surgiendo en los libros anteriores. Como único punto negativo diría el amor, que aun siendo creíble no me ha transmitido nada y como punto más fuerte diría Lumikki, su protagonista, que es un personaje de los que vale la pena conocer.



Con la colaboración de La Galera.


Y decidme, ¿habéis leído el libro? ¿Os gustó? ¿No? ¿Habéis leído los anteriores libros? ¿Os gustaron? ¿Queréis leerlos? Contadme!









Nos leemos pronto :)

jueves, 8 de diciembre de 2016

Reseña: First love; James Patterson y Emily Raymond.

¡Buenos días solitarios! ¿Como lleváis estos días de fiesta? Yo pensaba que tendría tiempo pero no está siendo así, como ya veis por la poca actividad que hay en el blog. En fin, hoy os traigo una reseña, espero que os guste mucho.

Nº de páginas: 320 págs.
Editorial: S.A. EDITORIAL LA GALERA
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788424654979

Amy quiere salir del pueblo, quiere dejarlo todo atrás y le propone a su amigo Robinson echarse a la carretera y viajar, sin planear nada, sin rumbo. El viaje es un salto hacia lo desconocido cargado de emociones: la emoción de sentirse libre, la emoción de transgredir la ley, la emoción de cruzar la última barrera que separa que la amistad del amor...

El viaje es la gran escapada, pero hay cosas de las que no es posible escapar.

En First love nos encontramos ante una historia muy entretenida, pero de la que esperaba más. Como digo, la trama es entretenida, bastante ágil, ligera y que está narrada con un estilo muy fresco y directo, pero le falta algo, no sé bien el qué, pero le falta algo, esa chispa que haga que sea una gran historia y no meramente una historia para pasar el rato.

Es muy fácil de leer pues reconozco que engancha, tiene un ritmo muy fluido de acontecimientos, no se hace muy pesado de leer, contamos con unos capítulos que son cortos y además tiene fotos, cosa que complementa muy bien a la lectura pues ilustran el viaje que hacen los personajes.

Como ya he dicho más de una vez, me gusta mucho leer libros que contengan un road trip pues, por un lado, puedo ‘conocer’ nuevos sitios y por otro, el viaje suele hacer que los personajes que lo viven evolucionen. En esta ocasión me he encontrado ambas cosas pues he descubierto información muy interesante de algunos lugares y Amy ha evolucionado un poco.

Algo a favor es que la trama tiene muchos toques de humor y reconozco que en más de una ocasión me ha sacado una sonrisa. También me gustaría destacar que, a pesar de contar con elementos muy dramáticos, no se abusa de ellos y el drama que hay es el justo y necesario y esto es algo de agradecer pues se podría haber tirado hacía el drama gratuito y no se ha hecho.

Uno de los grandes problemas de la historia es que no aporta casi nada. Es decir, cuando acabas de leer el libro te quedas casi igual que estabas, no sientes que te haya aportado nada realmente importante, no te hace reflexionar, no te cambia nada, te deja igual. Además, como ya he dicho, le falta algo y esto se nota a lo largo de toda la trama, vas avanzando con la sensación de que no termina de cuajar la cosa.

Aunque sea ágil y rápido de leer, alguna parte se me ha hecho un poco cuesta arribar y me ha costado leerla. Creo que hay situaciones, escenas, que sobran totalmente y no aportan nada a la trama, son más relleno que otra cosa y esto hacía que a veces me costase avanzar en la lectura y se me hiciese un poco larga.

Uno de los aspectos más negativos que le he visto a la trama es lo predecible que es. Desde el comienzo sabía que pasaría todo el rato y el final lo vi venir desde la mitad del libro cosa que le quito casi toda la gracia al asunto pues, aunque se intentaba dejar al lector con la intriga y mantener un poco el misterio, a mí me parecía todo tan evidente que no lo terminaba de disfrutar.

El amor tampoco me ha convencido. Debo decir que es creíble y queda natural y bonito, pero es que, por parte de Amy más que amor parecía una obsesión a veces. Me sorprendía que, por ejemplo, en lugar de preocuparse por el coche que habían robado, se preocupase de si el la querría tanto como ella a él. Situaciones así me descolocaban mucho y me sacaban de la historia totalmente.

El final, como ya he mencionado antes, me lo vi venir desde la mitad del libro por lo que en ningún momento me sorprendió, pero, debo decir que no por ello resulto ser menos doloroso pues duele y bastante. Es cerrado y todo queda bastante bien explicado, pero tampoco es nada del otro mundo.

Los personajes están bastante bien construidos y desarrollados, aunque podrían haber dado más de sí. Amy no me ha gustado especialmente, no entendía mucho su actitud o su forma de pensar y me ha parecido un personaje más, sin nada muy destacable, aunque es cierto que a lo largo de la trama crece un poco como persona y madura algo. Por otro lado, Robinson me ha encantado. Al comienzo reconozco que no me terminaba de convencer, pero se acabó ganado mi corazón con su simpatía, con lo divertido e irónico que es y con ese lado frágil y vulnerable que tiene.

En resumen, First love es una historia entretenida, con la que aprendes cosas bastante interesantes de algunos lugares pero que peca de ser muy predecible y a la que le falta algo para acabar de convencerme. Con un amor bonito pero que no me ha convencido y un final que ya esperaba pero que ha dolido igualmente, es una historia recomendable para una tarde aburrida y sin nada que hacer.



Con la colaboración de la editorial La Galera.


Y decidme, ¿habéis leído el libro? ¿Os gustó? ¿No? ¿Queréis leerlo? Contadme!











Nos leemos pronto :)

jueves, 1 de diciembre de 2016

Reseña: Doble zero; Morgan Dark.

¡Buenos días solitarios! ¿Como lleváis la semana? Yo hasta arriba de cosas, como se habrá hecho evidente ante la falta de actualización del blog pero es que me ha resultado imposible sacar un hueco para subir una entrada en condiciones. Eso si, la semana que viene, si todo va bien y no surge ningún imprevisto, tendré bastantes días libres y creo que por fin podré pasarme por vuestros blogs, que echo mucho de menos comentar entradas. En fin, que os dejo ya con la reseña de hoy, que espero que os guste mucho.

Nº de páginas: 337 págs.
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Editorial: RUBIÑOS 1860
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788480411615

Ha pasado un mes desde que Kyle se enfrentara al mejor detective de Los Ángeles. Todo parece haber regresado a la normalidad... hasta que un misterioso ladrón oculto tras una máscara de oro irrumpe en la ciudad haciéndose pasar por Zero y empieza a robar las valiosas joyas de la familia Blake. Inmerso en una carrera contrarreloj en la que estará en juego su vida y la de sus amigos, Kyle tendrá 48 horas para derrotar a este desconocido imitador, un peligroso rival que parece saber todo de él. Incluido su pasado.

Desde que acabé Zero me moría por tener en mis manos Doble Zero y saber qué pasaría con Kyle y compañía. Por otro lado, me daba bastante miedo que al final resultase una decepción pues la primera parte me gustó tantísimo que el listón estaba muy alto. Por suerte, ha cumplido con creces todas mis expectativas.

Doble zero es una segunda parte que está más que a la altura y que me ha sorprendido para bien, pues si soy sincera, esperaba menos de ella. Como ya he dicho, la primera parte me encantó y me parecía casi imposible que la continuación estuviese a su nivel, pero sin dudas la autora ha logrado que lo esté.

La trama de Doble zero me ha parecido, igual que la de su predecesor, muy original, muy interesante y que está bien construida y, sobre todo, desarrollada. Hay mucha acción a la par que bastante información y ambas cosas están equilibradas y dosificadas a la perfección, por lo que no le falta ni le sobra nada. El ritmo de acontecimientos y, en general, de la trama, se mantiene constante y no decae en ningún momento, siempre ocurre algo o siempre se nos da alguna nueva información, que además está bien explicada y el lector tiene tiempo de asimilarlo todo para no perderse y poder seguir fácilmente el hilo de la historia.

Una de las cosas que más me ha gustado es que la historia es una constante montaña rusa de sentimientos, quizás no sean muy intensos, pero el lector siente casi de todo y se acaba involucrando mucho en la trama, al sentir lo mismo que Kyle. Contamos, además, con bastantes toques de humor que acaban arrancando más de una sonrisa al lector y ayudan a destensar el ambiente. También contamos con una gran amistad, y es que el protagonista tiene un vínculo muy fuerte con sus amigos y esto es algo que está palpable en todas las páginas, tanto por lo que dicen los personajes como por cómo actúan. Y si bien tenemos esa gran presencia de la amistad, el amor brilla por su ausencia, lo que siempre me parece bien en historias de este tipo ya que no necesitan de una relación amorosa, todo lo contrario, la presencia de una seguramente restaría puntos y solo molestaría. Sí que es cierto que hay alguna que otra pincelada que en un futuro puede dar pie a algo, pero de momento es solo eso, alguna que otra pincelada y ya.

Decir que engancha muchísimo sería quedarse corto. Ya desde la primera página te absorbe y una vez comienzas a leer es imposible soltarlo y parar, siempre quieres más, siempre necesitas más, es casi una necesidad avanzar en la lectura y es que el lector siempre se queda con miel en los labios, lleno de curiosidad y con muchas preguntas sin respuesta.

Es muy muy pero que muy sorprendente y es imposible saber que pasará a continuación pues por mucho que intentes hacer teorías e hipótesis siempre ocurre lo que menos esperas, haciendo que la trama sea totalmente imprevisible. Hay varios giros argumentales, a cada cual más sorprendente e inesperado que te dejan totalmente descolocado y dan un giro total a la historia.

Uno de los puntos que más destaca, para mí, es la forma en la que la autora lo une todo. A priori, parece que las cosas nunca encajarán, pero poco a poco todo se va uniendo, como las piezas de un puzle, dando como resultado un todo bien tejido, en el que se explica todo de una forma lógica y coherente y no queda ningún cabo suelto. Además, quiero añadir que la autora tiene una grandiosa capacidad para crear situaciones inesperadas y que te descolocan pero que están cargadas de sentido y que cuando las entiendes, te dejan boquiabierto.

El final es simplemente perfecto. Te deja con la boca abierta no, lo siguiente, y es que es totalmente inesperado. Todo cobra sentido, todo se entiende por fin y las cosas cambian radicalmente. Si a ello le sumamos el epilogo, el lector se queda con unas ganas de seguir leyendo tremendas así que espero que no tarde en publicarse la tercera parte.

Los personajes siguen en la línea del anterior libro y en todos vemos una evolución, en algunos es más evidente que en otros, pero todos evolucionan algo. Creo que están bien construidos y desarrollados, y al tratarse de una segunda parte, podemos saber más de ellos y conocerlos mejor, lo que siempre es un aliciente y enriquece a la historia.

En resumen, Doble zero es una segunda parte que está a la altura de su antecesor. Con una trama altamente adictiva, es muy original y sorprendente, hace que el lector sienta muchas cosas y cuenta con una buena dosis de amistad y humor. Con unos personajes a los que conocemos mejor y en los que vemos una cierta evolución y un final más que inesperado y que te deja con ganas de mucho más, es una lectura que recomiendo sin dudas.



Con la colaboración de la editorial Rubiños 1860.


Y decidme, ¿habéis leído el libro? ¿Os gustó? ¿No? ¿Queréis leerlo? Contadme!








Nos leemos pronto :)